No hemos visto muchos escurridizos que tengan la capacidad de volar, pero Arcosicosis es el mostro perfecto para esto, ya que con dos grandes alas y una gran cola, es lo mas cercano a un dragón que se haya encontrado hasta el momento, y con esos brillantes colores rojizos y anaranjados, es hermoso verlo volar por en medio de un bosque hasta una gran montaña donde suele vivir.

Pero no solo por esto es increíble, ya que tan grande como una casa es igual de amigable y juguetón… Pero por si fuera poco, lo que mas les encanta a los mostròlogos de Arcosicosis es su rayo multicolor que saca tira si fueran grandes llamaradas hacia el cielo.

Descubierto por: Jose Gonzalez (12 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Cali, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Gayinaré

Gayinaré

Este mostro escurridizo y tímido parece una cruza de gallina y yacaré. Vive debajo de la camas, como algunos Ecrinos. Le espanta la luz y duerme todo el día, pero lo pierde su curiosidad. Se alimenta de calcetines olvidados y suele masticar las zapatillas de andar por casa. Puedes ni enterarte que vive allí, a

Plumisauro

Plumisauro

Hemos conocido mostros muy poco amigables pero que no sean feroces, y este es el caso Plumisauro ya que no le gusta tener muchos amigos, ni mostros ni mostròlogos, pero tampoco es demasiado terrible cuando lo ven. Así que suele vivir en cajas de zapatos ya que no tiene un gran tamaño recolectando plumas de

Rapidolius

Rapidolius

Rapidolius es un mostro muuy grande y veloz, pero de igual forma tiene un corazón gigante. Ya que este amigo puede parecer amenazante gracias a su tamaño y apariencia pero es todo lo contrario, porque es muy amigable con todos. Parece nunca haberse enfurecido con nadie y tal vez esto se quede así. Puedes jugar siempre

Marypofechante

Marypofechante

Este mostro mariposa gigante, es muy curioso. Aparece de pronto, cuando menos te lo esperas. Se posa en tu hombro y te deja mudo. Se queda allí, en silencio aleteando y sonriendo mientras a ti se te hace un nudo en la garganta. Hay que saber espantar a este mostro tan bonito. Descubierto por: Anitta (10