No hemos visto muchos escurridizos que tengan la capacidad de volar, pero Arcosicosis es el mostro perfecto para esto, ya que con dos grandes alas y una gran cola, es lo mas cercano a un dragón que se haya encontrado hasta el momento, y con esos brillantes colores rojizos y anaranjados, es hermoso verlo volar por en medio de un bosque hasta una gran montaña donde suele vivir.

Pero no solo por esto es increíble, ya que tan grande como una casa es igual de amigable y juguetón… Pero por si fuera poco, lo que mas les encanta a los mostròlogos de Arcosicosis es su rayo multicolor que saca tira si fueran grandes llamaradas hacia el cielo.

Descubierto por: Jose Gonzalez (12 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Cali, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Gayinaré

Gayinaré

Este mostro escurridizo y tímido parece una cruza de gallina y yacaré. Vive debajo de la camas, como algunos Ecrinos. Le espanta la luz y duerme todo el día, pero lo pierde su curiosidad. Se alimenta de calcetines olvidados y suele masticar las zapatillas de andar por casa. Puedes ni enterarte que vive allí, a

Demendroide

Demendroide

Este mostro escurridizo y demente es bastante peligroso. Apenas se deja ver, pero tiene unas ideas malísimas. Tiene la extraña habilidad de contagiar su locura, y convencer a algunos chicos de hacer las travesuras más prohibidísimas. Mejor alejarse del Demendroide si no quieres acabar castigado, o peor aún, ¡en la sala de urgencias con un

Dinopisisaurio

Dinopisisaurio

Este mostro escurridizo y solitario vive en el laberinto de las cañerías de cualquier casa. A veces vive allí durante años y nunca se deja ver ni oir. Pero otras veces, en sus idas y venidas, puedes oir sus gorgoteos desde la alcantarilla del patio o cuando se va el agua de la bañera. Vive

Grotofers

Grotofers

Si ves a alguno de tus papás, fregando el lavaplatos, la bañera, la pared del baño o el piso, una y otra vez, tratando de sacar una mancha horrible y escurridiza, que se resiste a ser removida, es porque Grotofers está más presente que nunca. Le encanta jugar bromas, en especial cuando a nadie le