Cuando te cruzas con Atronafechante, podrías creer que es una mostros mas amigables que puedas encontrar con esa gran sonrisa en su rostro y su lindo color rosa, pero no es así! En realidad ella es de las mas feroces y ruidosas de todo el gran libro.

Y por si fuera poco, su gran tamaño y sus poderosos gritos perturba a todos, aunque ella piense que canta de maravilla. Es por eso que casi nadie la ve dando un paseo por el parque a media tarde, porque solo quiere algún amigo que comparta su gusto por el canto y el color rosa.

Ya que espanta a todos con sus gritos no sabemos muy bien donde vive, pero se rumorea que podría estar fuera de los teatros esperando a que alguien la contrate para crear su propio musical.

Descubierto por: Brunella Castillo (9 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Barranquilla, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Atronador

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros atronadores

Tentacolorus

Tentacolorus

Este enorme mostro colorido vive en el fondo de los armarios. Se cubre de la ropa desordenada de los estantes y los cajones y se alimenta de calcetines, pañuelos y camisetas gastadas. Crece y crece sin límite, hasta que mamá lo descubre o hasta que se cae del armario al abrir la puerta, de puro

Estomagrintus

Estomagrintus

Este pequeño mostro siempre anda en manada, o bandada... osea en grupo. Se lo confunde con pelusas, o mocos... es mono, pero bastante asquerosito. No es que sea malo, va mucho a la suya. No es tampoco especialmente amigable... ¡ya tiene muchos amigos igualitos a él! Cuidado, porque a veces provoca alergia (como a Alex).

Golemitas

Golemitas

Estos mostros abusones, van habitualmente en grupo (como todos los abusones). Hay uno que manda, pero los demás lo siguen sin rechistar. Son malos, malísimos. Son atronadores, pero porque sus rayos de maldad hacen saltar de miedo a cualquiera, o al menos, hacen doler los tímpanos. Lo bueno es que se los ve venir, porque

Bolus Gritanus

Bolus Gritanus

Este mostro es gritón y escandaloso. Puedes confundirlo con una pelota, y de hecho, es su juego favorito. Grita todo el tiempo. Grita ¡GOOOOL! o ¡FALTA! en cualquier circunstancia... y a veces grita palabrotas, que es lo peor. Bueno, no. Lo peor es cuando rompe un cristal o le da un golpe a algún desprevenido. ¿Lo