Camifli Espio es un mostro que nació para ser un espía! Ya que es verdaderamente ágil y de gran tamaño, pero su habilidad especial de camuflarse y volverse casi invisible lo hace el mejor de todos; pero esto no es todo.. Camifli puede desprender un hedor muy horrible con el cual te puede noquear, por lo que no necesita pelear en sus misiones.

Según las investigaciones, Camifli es un experimento pensado para ser el espia mas feroz y capaz de todos, pero no todo es espionaje para él, ya que, aunque viva en lugar secreto ya no puede revelar esa información, es un mostro muy amigable y no dudara en jugar contigo si tiene un poco de tiempo en su apretada agenda de espía.

Descubierto por: Enmanuel (6 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Cartagena, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros apestosos

Toriente

Toriente

Toriente es un grandote entre los mostros, no muy feroz con sus grandes cuernos pero si muy apestoso.. Pero no por eso deja de ser alguien muy amigable y con quien podrías jugar toda una tarde sin darte cuenta; es por eso que Toriente se encuentre en las cajas de arena de los parques. Le

Mostropon

Mostropon

Mostropon es un fisgón, este alocado patas de pato no es más que un ser ingrato, tan apestoso como un gran oso es el poco feroz mostrozo, vive en el lavaplatos y hace garabatos con crayolas que se pierden, se alimenta lamiendo platos o eso cuentan los relatos. Descubierto por: Marlon Stiven (10 años) Nivel:

Oso pefitero

Oso pefitero

Este oso apestoso de nombre Pefitero, intenta pasarse como peluche algodonero, solo un pequeño problema se lo impide por completo, pues su tamaño es de más de dos metros, es tan visible como su olor, a calcetines sucios es su hedor, vive en la ropa sucia y se alimenta de almidón. Descubierto por: Paloma Cano

Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus, qué monstruo más raro, amigable y apestoso como un catarro, no es broma, es extraño que tu amigo monstruoso pueda hacerte dar un brinco, tal vez por lo apestoso, o quizás por lo incómodo que resulta, jugar con esta entrañable criatura y que te pegue sus alergias, porque si no lo sabes aquí