Este redondo amigo, es un escapista nato, y aunque sea un poco grande es bastante ágil gracias a las fuertes garras que tiene en brazos y piernas y así correr mucho mas rápido. Pero esto no es todo ya que es de los escurridizos mas feroces que hay y en verdad no sabemos el porque, tal vez no le gusta que lo interrumpen mientras come su comida favorita los bastones de caramelo.

Así que ten cuidado si lo encuentras en su lugar favorito, las alacenas de casas grandes y alguna que otra casa pequeña, depende de que tan cálido esta. Entonces recuerda que no enfrentarlo ya que podría confundir tu dedo con un bastón de caramelo si se molesta.

Descubierto por: Karen (10 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bogotà, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Comelonius

Comelonius

Los comelonios dan verdadero miedo. Se comen todo, TODOOOO. Se comen tu porción de postre favorito, esa golosina que guardas para un momento especial... Cuando crees que tu merienda está a salvo... ¡Zas! se la comieron. Tienen unos dientes pequeños y filosos, y van en grupo, para no dejar ni una miga. Y lo peor

Peretauro

Peretauro

A Peretauro casi nadie la ve, ya que siempre esta haciendo sus jugarretas a los demás mostros y huye rápidamente. Ademas de esto, no es muy feroz pero no muchos quieren perseguirla porque.. bueno, también apesta. Vive en pequeñas cuevas que encuentra por los bosques y de ahi saca su peste, ya que le gusta

Tencul

Tencul

Por lo general Tencul seria uno de los mostros mas feroces, gracias a que su apariencia no es muy agradable a simple vista. Por obvias razones sus grandes cinco ojos hinchados no le permiten ver muy bien, ya que en general lleva sus gafas siempre con él, pero desgraciadamente cuando no las encuentra, pierde un

Paracolo

Paracolo

Paracolo  es una extraña y escurridiza broma del mundo de los mostros, aunque es una entrañable criatura, él quisiera asustar terriblemente a todos los que pueda, pero si algo le parte el corazón es ver llorar a los niños de noche, a esos chiquitines a los que les cuesta dormir. Los acompaña hasta que se