Este mostro escurridizo y solitario vive en el laberinto de las cañerías de cualquier casa.
A veces vive allí durante años y nunca se deja ver ni oir.
Pero otras veces, en sus idas y venidas, puedes oir sus gorgoteos desde la alcantarilla del patio o cuando se va el agua de la bañera.
Vive en la oscuridad y muy rara vez ve la luz. No es que sea muy malvado, pero no es nada amigable.

Descubierto por: Hannah Jiménez (9 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bogotá, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad: 
asustancia: 
apestosidad: 
visibilidad: 
tamaño: 
amistosidad: 

Más mostros escurridizos

Mostro Afechoamigable

Mostro Afechoamigable

Este mostro no es tan grande como pensamos, ni feroz para temerle, pero deja tantas huellas cuando camina que limpiar es una difícil tarea, se esconde en el guarda escobas y debajo de los tapetes, nadie sabe exactamente qué le gusta, pero sí qué prefiere, si dejas una tarta de frutas o chocolate al aire

Peretauro

Peretauro

A Peretauro casi nadie la ve, ya que siempre esta haciendo sus jugarretas a los demás mostros y huye rápidamente. Ademas de esto, no es muy feroz pero no muchos quieren perseguirla porque.. bueno, también apesta. Vive en pequeñas cuevas que encuentra por los bosques y de ahi saca su peste, ya que le gusta

Pelus mostrivuros

Pelus mostrivuros

Es la primera noticia que tenemos de este mostro escurridizo. Parece ser de la familia del Camomillus, aunque más feroz. Habita también entre los cabellos abundantes y rizados. Descubierto por: Helen (8 años) Nivel: mostrólogo junior Ubicación: Lérida, Colombia FICHA DE MOSTRO Tipo: Escurridizo ferocidad:  asustancia:  apestosidad:  visibilidad:  tamaño:  amistosidad:  Más mostros escurridizos

Posted
El Niño Fantasma

El Niño Fantasma

Este mostro podría confundirte muy rápido, ya que es igual a un niño común y corriente, pero el pequeño detalle es que es un fantasma! No es algo que se vea todos los días y aun así es alguien muy amigable. Al parecer es un niño de los años 90's que por desgracia jugaba demasiado