Este mostro podría confundirte muy rápido, ya que es igual a un niño común y corriente, pero el pequeño detalle es que es un fantasma! No es algo que se vea todos los días y aun así es alguien muy amigable.

Al parecer es un niño de los años 90’s que por desgracia jugaba demasiado a ser un fantasma con las sabanas de su cama, pero jugo tanto a serlo que al final se convirtió en uno de verdad. Así que ya sabes su extraña historia y cuando veas que tus sabanas se mueven solas, sabrás quien es el. Siendo así, juega con el un rato ya que aunque le sucedió esto, aun le gusta jugar a ser un fantasma con los otros mostròlogos.

Descubierto por: Samuel Riaño (9 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bogòta, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Aspergerus Tormentium

Aspergerus Tormentium

Aspergerus Tormentium, amigable garabato, parte tierno, parte ingrato, un día puedes verlo, otros ni aparece... Un poquito gruñón, con problemas de genio, especialmente porque sus pies apuntan en sentido interno. Tiene tres ojos, y cuatro brazos gigantes pero amigables, piel de papel y manchas de lápiz de color, odia los borradores, en especial los grandotes,

Hawovirus

Hawovirus

Creo que todos nos hemos resfriado alguna vez, y sabemos lo molesto que es no poder salir a investigar con los demás mostrólogos y esto podría ser culpa de este mostro. Hawovirus es una pequeña bacteria que puede contagiarte de un extraño resfriado que puede ponerte la piel purpura! Pero lo único bueno  de todo

Gayinaré

Gayinaré

Este mostro escurridizo y tímido parece una cruza de gallina y yacaré. Vive debajo de la camas, como algunos Ecrinos. Le espanta la luz y duerme todo el día, pero lo pierde su curiosidad. Se alimenta de calcetines olvidados y suele masticar las zapatillas de andar por casa. Puedes ni enterarte que vive allí, a

Slime

Slime

Slime es un amistoso monstruo de pastel, es tan tierno que muchos se lo quieren comer, pero le encanta tanto a los niños que siempre sale ileso. Aunque todos sabemos que evita a como dé lugar los descansos o recreos, ¡¡¡donde el hambre es mucho más aterradora que un monstruo de pastel servido para el