Este mostro sombrío es muy ágil y feroz! podría atraparte en un segundo si te descuidas de el, pero porque deberías temerle tanto a Escurridisus transparenticus terrorificus? Sencillo, porque a este mostro le encanta poseer a los mostròlogos mas inexpertos para así hacer las travesuras que el quiera, ya que no posee un cuerpo real, necesita de otros para jugarle bromas a los demás.

Podrías encontrarlo en cualquier parte de un armario oscuro de tu habitación o la de tus padres, así que anda con cuidado cuando quieras sacar una camisa de este o puede ser que este amigo sombrío te coja por sorpresa y te posea.

Descubierto por: Ana Balanta (11 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Cali, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Sombrío

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros sombríos

Ojaube

Ojaube

Ojaube es un travieso, casi invisible al parecer, excepto por los truenos que lanza al recorrer el cielo, le encanta asustar a los chicos que se suben a sus camas, o aquellos pequeños traviesos que en las tormentas se acurrucan con sus padres, si alguna vez vas por la calle y llueve sólo sobre tu

Iguanícula

Iguanícula

Este mostro sombrío casi desconocido, guarda parecido con las iguanas, el tiburón caminante y algunos mostros del mismo tipo. Es un mostro muy amigable pero de carácter totalmente impredecible. Si lo elijes de amigo, ¡tendrás que tener mucha paciencia! Descubierto por: Mariana (12 años) Nivel: mostrólogo junior Ubicación: Buga, Colombia FICHA DE MOSTRO Tipo: Sombrío ferocidad:  asustancia: 

Teorrificor

Teorrificor

Teorrificor no siempre fue un mostro sombrío y muy espantoso! Alguna vez fue un tierno mostro que era muy común ver en las casas abandonadas, ya que podía estar solo y no se familiarizaba muy bien los con demás mostros. Pero esto cambio cuando una noche, en una de las casas que solía visitar, una

Pinchos Boladores

Pinchos Boladores

Pocos han sido los valientes que han visto de cerca a Pinchos Boladores, su tamaño descomunal no se compara con su ferocidad, zumba por los aires y emite un sonido para espantar a los curiosos que llegan o están cerca a su guarida, tiene escamas de dragón, de sus manos sobresalen afiladas puntas para escalar