Gelatinusplutinius, maraña desagradable, gruñona y escurridiza, le encanta comer lápices, sobre todo los de punta fina, está lleno de grafito y duerme entre los pupitres, en esas esquinas sucias que nadie se percata de limpiar. Es diferente al resto de monstruos que puedas llegar a conocer, aunque es un garabato con carácter, proveniente de papel arrugado, lo que explica su forma y color, tiene un lenguaje extraño, casi nadie le entiende, pero vaya que se hace entender cuando de sustos se trata, no te olvides de hacer la tarea y ¡jamás tendrás de qué preocuparte!.

Descubierto por: Felipe Arciniegas (10 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Cali, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizos

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Eyeless Jack

Eyeless Jack

Eyeless Jack es un escurridizo muy difícil de diferenciar, ya que parece un humano normal pero además de ser muy pequeño, tiene una mascara azul encima de su rostro pero en verdad no es una mascara, es su verdadero rostro!! Pero dejando esto de lado, todo lo que sabemos de este mostro es gracias a que

Gelatiniusbabos

Gelatiniusbabos

¡Gelatiniusbabos escurridizo! Prepotente, salvaje y baboso monstruo loquito… Algunos monstruos nacen de cosas inimaginables, mocos, charcos, mugre y de la cera de elefantes, pero este acechante rojizo viene de lo que menos piensas, de las sobras de gelatina que dejaste regada en la lonchera, o sobre las mesas, !o en el mismo suelo!,  así como

Cuadraditis Arboreos

Cuadraditis Arboreos

Estos amistosos pequeñitos, escurridizos e inconformes, comen chocolate hasta reventar, también les encanta el cereal, sobre todo si tiene chispas de galleta achocolatadas, si se caen al suelo no les importa. Procura que no se caiga nada de tu boca pequeñin, Cuadraditis Arboreos incluso aparece en tu maletín, en busca de galletas o algún viejo

Vampiripus

Vampiripus

Este vampírico mostro, no es más que un comelón de colores. En las noches cuando duermes, Vampiripus inicia su trabajo en busca de colores y crayones, los muerde y digiere como golosinas de sabores. Durante el día, siempre estará en el techo de tu armario tomando una siesta. Descubierto por: SARA (8 años) Nivel: mostrólogo