Cuando crees que un mostro apestoso no puede ser peor llega Globotire, ya que no es solo apestoso, sino que su ferocidad es mucho mas alta de lo que parece y todo esto se debe a que Globotire no  puede hablar, por lo que le es muy difícil comunicarse con otros mostros y mostròlogos, así que se molesta muchísimo y libera de su boca un gas toxico que podría tener el olor mas horrible de esta galaxia!

Pero sin duda lo peor de este mostro es el hecho de que es diminuto, pero eso no le impide ser alguien atroz para los demás.. Tal vez es compresible ya que no puede comunicarse con otros pero a lo mejor exagera un poco cuando esta molesto, así que dejemos lo vivir tranquilamente en frascos vacíos donde le gusta dormir la mayoría del tiempo.

Descubierto por: Leonardo Najar (10 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Medellìn, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros apestosos

Bañeraspleitus

Bañeraspleitus

Si sientes un olor fuerte, cochino y nauseabundo es porque Bañeraspleitus se ha metido en tu casa, una ballena diminuta maloliente y silenciosa, casi invisible, que te hará sufrir. Le encanta comer el papel higiénico que lanzas al inodoro, tanto que cuando se llena, puede devolverlo todo, y eso es un desastre!!! Tal vez sea

Lipiropo risas

Lipiropo risas

Este mostro apestoso, no es tan apestoso. Es más bien... desordenado. Vive en los placares llenos de ropa desordenada, y se alimenta de calcetines sin pareja, camisetas descoloridas y chaquetas apolilladas. Se va haciendo grande y más grande con el tiempo, hasta que apenas puede esconderse en los estantes. Entonces, por la noche, necesita abrir

Plantoteto Chuchonoso

Plantoteto Chuchonoso

Que una planta escupa semillas es molesto, pero que escupa semillas apestosas y pegajosas es aún peor, Plantoteto es una planta amargada y jocosa en ocasiones (sólo cuando ella se divierte), tiene la facultad de ocultarse entre las otras plantas para molestar y asustar a los exploradores con gran ferocidad, escupe sus bombas fétidas sobre

Temerificus orriblicus

Temerificus orriblicus

Aunque su nombre da un poco de miedo, este apestoso mostro no es más que un juguetón amigo. Vive en los cajones de los zapatos mordiéndolos y enredando sus cordones. Cuando no encuentres alguno de tus zapatos Temerificus Orriblicus estará jugando con él en algún rincón de tu casa. Descubierto por: SARA (8 años) Nivel: