Este mostro es un poco impredecible, no te asustes por sus grandes ojos amarillos o su lengua ya que es bastante gruñón pero depende de que quien se trate, ya que con la mayoría de personas y amigos es muy amable. Se cree que el hecho de su alta ferocidad es porque algunos se burlen de su nariz y tal vez eso lo moleste mucho, así que no lo hagas, puedes herir sus sentimientos!

Es común encontrarlo viviendo en las duchas y aunque no es tan pequeño le encanta el agua y dicen que es muy limpio, así que adelante!! Charla con el cuando te lo encuentres y muy probablemente en poco tiempo sean amigos.

Descubierto por: Juan Jose Castañeda (6 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Medellín, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Atronador

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros atronadores

Tentacolorus

Tentacolorus

Este enorme mostro colorido vive en el fondo de los armarios. Se cubre de la ropa desordenada de los estantes y los cajones y se alimenta de calcetines, pañuelos y camisetas gastadas. Crece y crece sin límite, hasta que mamá lo descubre o hasta que se cae del armario al abrir la puerta, de puro

Cantoro

Cantoro

Cantoro es un amistoso mostro, aunque a veces gritón y quejoso, le gusta cantar y zumbar como trueno, se sabe todas las canciones, en especial las de abuelos. Trepa paredes, cables y techos, recorre la casa cuando está sin dueño, pero todo eso ocurre en noches lluviosas, le encanta la pizza, en especial la de

Golemitas

Golemitas

Estos mostros abusones, van habitualmente en grupo (como todos los abusones). Hay uno que manda, pero los demás lo siguen sin rechistar. Son malos, malísimos. Son atronadores, pero porque sus rayos de maldad hacen saltar de miedo a cualquiera, o al menos, hacen doler los tímpanos. Lo bueno es que se los ve venir, porque

Mortifero Gigante Tira Fuego

Mortifero Gigante Tira Fuego

Mortifero es un mostro atronador, nacido de una lágrima de fuego y un soplido de dragón. Surca los cielos con gran ferocidad, y su ojo vigilante mantiene a raya la ciudad. Mortifero, aunque pequeño es, su coraje no tiene comparación, es fácil de encontrar pero casi imposible de atrapar, ¡cuidado! quien intenten enfrentarlo, es un