Este mostro apestoso le hace un gran honor a su clasificación! Ya que aparte de ser muy grande, desprende de su cuerpo unas esporas muy olorosas y apestosas! La mayoría de los mostrólogos prefieren mantener una gran distancia ya que aparte de ser uno de los mas apestosos y grandes del GRAN LIBRO… En verdad es muy feroz y ni siquiera le gusta jugar con los demás mostros.

En la mayor parte del tiempo le gusta, pasarse por los bosques frondosos y que nadie lo incomode, creo que seria lo mejor ya que la mayoría de estos mostros se siente mucho mejor solos y el 90% de tiempo duerme, así que aunque es extraño y poco común en su forma creo que deberías dejarlo en paz a no ser que quieras apestar más de un mes.

Descubierto por: Lua Rueda (5 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Fusagasugá, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros apestosos

Examobulo

Examobulo

Si has visto a un gusano gigante en las sobras de tu comida, seguramente es que se te olvidó tirarlas en la basura, y si de monstruos poco amigables y temibles se trata, Examobulo es de los más conocidos, él se va a devorar todas las sobras de un golpe, es tan apestoso como no

Aeroalientosaurio

Aeroalientosaurio

Este mostro vive en los techos y vigila de noche, de sus ojos brillantes ni el más pequeño se esconde… apestoso para muchos, aunque no lo suficientemente para él,  ¡¡¡Aeroalientosaurio es un mostro que temer!!!. Cuando sacude sus alas a todos espanta, ni el más valiente queda en pie para enfrentarlo,  puede gruñir con gran

Babosito

Babosito

Si quieres un amigo mocoso, apestoso y juguetón, seguro Babosito será el mejor que puedas tener, le gusta vivir en las tuberías debajo del lavamanos, y en cuanto sepa que no te cepillas los dientes, jamás  se irá de tu casa, la historia de Babosito es para sorprenderse, algunos dicen que nació de un moquito

Plantameat

Plantameat

No a todos les gusta tener un amigo plantudo, pinchudo y apestoso, es un gigante con dientes metido en una matera, cubierto de tierra y piedras pequeñas, es amistoso, aunque nadie lo quiere con semejante olor, pero todo se debe a su dieta, una suculenta dosis de moscas, grillos, gusanos y cucarachas que devora todo