Este podría ser uno de los mostros mas apestosos que se hayan descubierto hasta el momento, pero Mochinocturna no es un mostro común, ya que es extremadamente raro de encontrar, pero gracias a las investigaciones de nuestra mostróloga, sabemos que vive en charcos cerca a las alcantarillas ya que tal vez allí la tiraron, pero que no sale mucho de allí.

Lo que mas caracteriza a esta mochila es esa gran mirada de tristeza que tiene en el rostro y su gran nariz verde, y tal vez por ese increíble hedor espanta a los demás y por eso nunca puede sentarse a comer un helado con alguien en un parque. Es una pena ya que este mostro no es muy feroz, pero eso no es suficiente para que los demás se acerquen a él.

Descubierto por: Jese (10 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Barranquilla, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros apestosos

Plantameat

Plantameat

No a todos les gusta tener un amigo plantudo, pinchudo y apestoso, es un gigante con dientes metido en una matera, cubierto de tierra y piedras pequeñas, es amistoso, aunque nadie lo quiere con semejante olor, pero todo se debe a su dieta, una suculenta dosis de moscas, grillos, gusanos y cucarachas que devora todo

Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus, qué monstruo más raro, amigable y apestoso como un catarro, no es broma, es extraño que tu amigo monstruoso pueda hacerte dar un brinco, tal vez por lo apestoso, o quizás por lo incómodo que resulta, jugar con esta entrañable criatura y que te pegue sus alergias, porque si no lo sabes aquí

Lipiropo risas

Lipiropo risas

Este mostro apestoso, no es tan apestoso. Es más bien... desordenado. Vive en los placares llenos de ropa desordenada, y se alimenta de calcetines sin pareja, camisetas descoloridas y chaquetas apolilladas. Se va haciendo grande y más grande con el tiempo, hasta que apenas puede esconderse en los estantes. Entonces, por la noche, necesita abrir

Toche

Toche

Toche tiene bajo su tronco largo y felpudo, una cabeza gigante como un muñeco de lana, en vez de orejas tiene un dedito de cada lado, unos dientes disparejos y un ojo malcriado, una ceja crespa y un aliento  bastante pesado, le gusta esconderse entre la ropa, adora los abrigos largos y pesados, y cuando