¡Mostro 5 cabesas! entrañable, cariñoso y agradable apestosin, ¡es un gran amigo en ocasiones cuando se viene el estornudo!, no es por exagerar, pero cuando de monstruos intrépidos se trata, este apestoso azulado es el mejor, aunque puedes llevarte un susto inmediatamente lo conoces, es posible que jamás quieras volver a separarte de él, es el mejor jugando a las escondidas, se mete entre barriles, debajo de mesas y cortinas, aunque por apestoso deja todo mal oliente. Le encanta andar en patineta, patines y todo lo que tenga ruedas, tiene cinco cabezas, dos bocas y un gran corazón, vive entre los arbustos esperando a que le caiga siempre un balón, aunque muchos evitan ponerlo de portero en el fútbol.

Descubierto por: Brayan Alexis Ocampo (4 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bogotá, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros apestosos

Colorido

Colorido

Colorido es un mostro muy particular, y esto se debe a las grandes puas que tiene por encima de su cabeza, no parecen poco inofensivas pero además de esto hacen muchisimo ruido si las choca con alguna pared o superficie dura. Pero esto no te podría hacer daño siempre que lo veas, ya que este mostro

Posted
Pirulais

Pirulais

Este mostro es monísimo. En realidad sólo asusta a los niños pequeños, porque es un mostro un poco grandote. Pero es más lo que rompe por torpe que por malo. Es bastante maloliente, sobre todo si come repollo, o judías, o garbanzos... jeje Si le tienes paciencia, y dejas la ventana entreabierta, puede ser un

Posted
Afechanticus

Afechanticus

Es un mostro gordo y simpático. Huele a coliflor hervida y siempre tiene hambre. Se cuela en la casa sin que te des cuenta. Tal vez en el carro de la combra o en las bolsas del mercado. Come verduras, frutas, lentejas y todo tipo de comidas sanas y llenas de vitaminas. Lo malo de

Posted
Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus, qué monstruo más raro, amigable y apestoso como un catarro, no es broma, es extraño que tu amigo monstruoso pueda hacerte dar un brinco, tal vez por lo apestoso, o quizás por lo incómodo que resulta, jugar con esta entrañable criatura y que te pegue sus alergias, porque si no lo sabes aquí