Ya sabemos que los mostros escurridizos, son bastante veloces y muchos no los podemos investigar fácilmente.. Pero Moustro Comversador es el que se lleva el puesto del mas tímido y escurridizo ya que no sabemos mucho de èl, porque no sabemos que come y donde podría vivir.. Lo poco que sabemos aparte de su extraña forma que asemeja un cien pies y esos tres grandes ojos con los que procura estar muy atento, es el hecho de que a través de unas puntas en todo su cuerpo expele un olor terrible!

Por lo que, seria mejor que lo dejes en paz si lo ves, no sabemos que tan feroz y mal humorado puede ser.

Descubierto por: Angie Salvador (11 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Bogotà, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Manotas bigotudo

Manotas bigotudo

Este mostro parece adulto, por el bigote, pero tiene cabeza de chorlito. Todas sus ideas dan risa y un poco de vergüenza, pero se contagian. Es buena gente, pero los chicos le escapan. Si te contagia una de sus ideas, los demás podrían reirse de tí. Pobre Manotas Bigotudo. Descubierto por: Jose Luis (10 años) Nivel:

Camomillus

Camomillus

Es un mostro con muy mal genio. Necesita llamar la atención y quiere hacer siempre lo que le apetece. Puede ser adorable y super divertida. Es muy habilidosa con los colores, los cepillos, el maquillaje... Lo que más le gusta es jugar en pandilla.   Descubierto por: Sara Fiallo (6 años) Nivel: mostróloga junior Ubicación:

Comeloun rosquillas

Comeloun rosquillas

Este tan delgado mostro es un glotón, aunque no parece es muy juguetón, brinca y salta como un pimpón y siempre desaparece al salir el sol. Pocos niños lo han visto, pero si pasteles y postres dejas por ahí, él llegara a donde esten y los devorara quedando muy panzón. Descubierto por: Karen (11 años)

Slime

Slime

Slime es un amistoso monstruo de pastel, es tan tierno que muchos se lo quieren comer, pero le encanta tanto a los niños que siempre sale ileso. Aunque todos sabemos que evita a como dé lugar los descansos o recreos, ¡¡¡donde el hambre es mucho más aterradora que un monstruo de pastel servido para el