Ya sabemos que los mostros escurridizos, son bastante veloces y muchos no los podemos investigar fácilmente.. Pero Moustro Comversador es el que se lleva el puesto del mas tímido y escurridizo ya que no sabemos mucho de èl, porque no sabemos que come y donde podría vivir.. Lo poco que sabemos aparte de su extraña forma que asemeja un cien pies y esos tres grandes ojos con los que procura estar muy atento, es el hecho de que a través de unas puntas en todo su cuerpo expele un olor terrible!

Por lo que, seria mejor que lo dejes en paz si lo ves, no sabemos que tan feroz y mal humorado puede ser.

Descubierto por: Angie Salvador (11 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Bogotà, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Escurridizo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros escurridizos

Tritón Felinus

Tritón Felinus

Este apestoso y temerario mostro, de gran tamaño y apetito, le encanta las sardinas y los pequeños mariscos, se encuentra en las bañeras, en especial los domingos, cuando aquellos pequeños no quieren bañarse ni de riesgo. Tiene una cola larga y una cabeza de gato. Descubierto por: Matias Castro Perdomo (7 años) Nivel: mostrólogo junior

Peludin

Peludin

Peludin es un escurridizo muy tierno y colorido... A simple vista pero en realidad es uno de los mas feroces mostros que hemos registrado acá en el gran libro. Y todo esto es por su lindo pelaje de colores, ya que al contacto con la piel puede crear una picazon muy intensa que no cesara

Morcudulce

Morcudulce

Morcudulce, pequeña criatura, traviesa y risueña, tiene la facultad de cambiar de color con el último dulce que se coma, ya sea por divertirse o para escapar a la vista de los curiosos. Morcudulce es un experto en esconderse a la vista de todos, es bastante amigable, no basta decir bastante, ¡¡¡es mucho!!!. Es fiel

Mostro Afechoamigable

Mostro Afechoamigable

Este mostro no es tan grande como pensamos, ni feroz para temerle, pero deja tantas huellas cuando camina que limpiar es una difícil tarea, se esconde en el guarda escobas y debajo de los tapetes, nadie sabe exactamente qué le gusta, pero sí qué prefiere, si dejas una tarta de frutas o chocolate al aire