Algo que nos da mucho miedo en la noche, es que podamos encontramos en cualquier lugar un mostro grande y temible! Pero Nocheasusteidor es algo distinto a ellos, porque no es tan grande y además de esto no te quiere asustar, quiere alguien con quien jugar.

Él vive principalmente en los cajones de la ropa, acá puede dormir cálida y plácidamente durante el día y en la noche sale a jugar un poco con lo mostrólogos que estén aun despiertos, pero ten cuidado! Ya que le gusta jugar con cosas ruidosas en la noche y usualmente no deja dormir bien con tanto jugueteo.

Sin duda es uno de los mas amistosos atronadores que te puedes encontrar, pero que debes jugar con él sin que algún adulto nos descubra jugando por las noches a la hora de dormir.

Descubierto por: Sebastian Barrera (10 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Aguazul, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Atronador

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros atronadores

Camumituas

Camumituas

Este mostro luce tan tierno, pero es terrible, le encanta comer polvo y motas de aparatos inservibles. Revisa bajo tu alfombra, una sorpresa peluda y curtida seguro va a aparecer, si no aseas tu habitación Camumituas te sorprenderá hasta enloquecer, peludo y burlón va ha ensucia tu casa, en especial tus juguetes si la aspiradora

Samot

Samot

¡Samot... Samot! Este gigantón atronador, tiene una peculiaridad, no hay canción que no se sepa en la ducha, vive en las esponjas de los baños, y aveces se le encuentra en el aire acondicionado, le encanta comer jabón, tiene dientes grandes y un pésimo sentido del humor, especialmente cuando la espuma se le mete en

Frigo Cubiterus

Frigo Cubiterus

Es un mostro muy tranquilo, de hecho, muchas veces pasa totalmente desapercibido. Siempre está como hivernando y se alimenta de sobras de comida, esa que queda en los tuppers del fondo de la nevera, o de lechuga arrugada, o mayonesa. El problema es que es un mostro alérgico, y cuando hay mucha pelusa, se congestiona

Cantoro

Cantoro

Cantoro es un amistoso mostro, aunque a veces gritón y quejoso, le gusta cantar y zumbar como trueno, se sabe todas las canciones, en especial las de abuelos. Trepa paredes, cables y techos, recorre la casa cuando está sin dueño, pero todo eso ocurre en noches lluviosas, le encanta la pizza, en especial la de