Algo que nos da mucho miedo en la noche, es que podamos encontramos en cualquier lugar un mostro grande y temible! Pero Nocheasusteidor es algo distinto a ellos, porque no es tan grande y además de esto no te quiere asustar, quiere alguien con quien jugar.

Él vive principalmente en los cajones de la ropa, acá puede dormir cálida y plácidamente durante el día y en la noche sale a jugar un poco con lo mostrólogos que estén aun despiertos, pero ten cuidado! Ya que le gusta jugar con cosas ruidosas en la noche y usualmente no deja dormir bien con tanto jugueteo.

Sin duda es uno de los mas amistosos atronadores que te puedes encontrar, pero que debes jugar con él sin que algún adulto nos descubra jugando por las noches a la hora de dormir.

Descubierto por: Sebastian Barrera (10 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Aguazul, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Atronador

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros atronadores

Cantoro

Cantoro

Cantoro es un amistoso mostro, aunque a veces gritón y quejoso, le gusta cantar y zumbar como trueno, se sabe todas las canciones, en especial las de abuelos. Trepa paredes, cables y techos, recorre la casa cuando está sin dueño, pero todo eso ocurre en noches lluviosas, le encanta la pizza, en especial la de

Trisolivan

Trisolivan

A los mostros atronadores les encanta gritar y hacer mucho ruido! pero no todos pueden rugir de tal forma que te tiemblen las piernas al momento de escucharlo, por eso Trisolivan es uno de los mas temibles y feroces entre todos,  y tal vez su tamaño es lo que potencie su grito. A él se

Icuaquirus

Icuaquirus

Icuaquirus es un mostro muy especial, ya que piensa que el canto y el baile son lo de él; por eso siempre esta muy contento de poder hacer en donde nadie lo pueda imcomodar, así que dedica sus pasatiempos sentado en alguna silla de un parque en las noches para así cantar y tatarear sin

Grinotaurio iluminado

Grinotaurio iluminado

Este mostro es evidentemente del tipo atronador. Es TAN gritón y escandaloso que no pasa para nada desapercibido. La primera vez que grita en tu oído, asusta bastante, pero luego, más bien da ganas de salir corriendo del dolor de cabeza. No es un mostro muy dañino aunque tiene dientes filosos, porque para morder debería