Aún no sabemos mucho de este mostro, aunque sea uno de los mas comunes y vistosos ya que es realmente grande, pero aparte de esto no sabemos el porque se comporta de una manera tan extraña, ya que es muy feroz y asusta demasiado a todos los mostrólogos que lo ven, pero con en cierto momento de su investigación también es muy amigable y trata de acercarse.

Con un cálido color anaranjado y rojo, se a podido estudiar que tiene plumas, no sabemos muy bien que habilidades tiene o de que se alimenta pero lo único que sabemos de este mostro sombrío es que vive dentro de estructuras deshabitadas, así que.. que tal si lo dejamos tranquilo y tal vez en un futuro sepamos mas acerca de como vive.

Descubierto por: Maria Garzon (10 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Ibagué, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros sombríos

Comegats

Comegats

¡Comegats! Si de un susto quieres librarte, mejor aléjate de este loco entrometido y sombrío, nació de una pesadilla y jamás se ha visto dormir, es muy grande y le gusta jugar con sombras en las paredes, es un experto en ello, tiene un ronquido extraño, aunque a veces se cree que son alergias, o

Ojaube

Ojaube

Ojaube es un travieso, casi invisible al parecer, excepto por los truenos que lanza al recorrer el cielo, le encanta asustar a los chicos que se suben a sus camas, o aquellos pequeños traviesos que en las tormentas se acurrucan con sus padres, si alguna vez vas por la calle y llueve sólo sobre tu

Iguanícula

Iguanícula

Este mostro sombrío casi desconocido, guarda parecido con las iguanas, el tiburón caminante y algunos mostros del mismo tipo. Es un mostro muy amigable pero de carácter totalmente impredecible. Si lo elijes de amigo, ¡tendrás que tener mucha paciencia! Descubierto por: Mariana (12 años) Nivel: mostrólogo junior Ubicación: Buga, Colombia FICHA DE MOSTRO Tipo: Sombrío ferocidad:  asustancia: 

Mostro de Antenas

Mostro de Antenas

Mostro de Antenas es un tipo sombrío de los mas escalofriantes que puede haber, con sus brillantes ojos rojos y con un amenazante tamaño, es el tipo de grandullón que no quieras encontrarte en las noches, y lo peor de todo esto es que le encanta vivir en los áticos de las casas... Pero sino