Hay mostros que tienen pinchos tan filosos que podrían estallar varios globos de colores a la vez, pero la mayoría de ellos lo hacen para asustar o porque los asustaron, pero Pinchon Mostron es distinto a ellos ya que a él le encanta sacar y exponer sus pinchos por gusto, es un pasatiempo para él ya vive cerca a las playas puede posarse en el sol todo el tiempo que él quiera y que los turistas lo vean pasearse por ahí mostrando lo pinchudo que es.

Es algo feroz y aunque le guste mostrar sus pinchos también sabe usarlos muy bien con los mostròlogos que no le agradan, así que si te lo encuentras un fin de semana que estés en la playa asegúrate de admirar sus pinchos de lejos ya que no dudara en usarlos.

 

Descubierto por: Esteban (8 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Medellín, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Pinchudo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros pinchudo

Jakus

Jakus

Jackus el pinchudo del pantano, ¡¡¡es un mostro de extremos!!!, Un grandote amigable, entrañable en ocasiones y un dolor de cabeza la mayoría del tiempo... Quienes saben de su existencia lo evitan a como dé lugar, tiene cuatro ojos y tres largas patas, las que le permiten moverse rápidamente en medio de los pantanos en

Lagart

Lagart

Lagart no es un mostro muy grande, pero eso no le impide ser alguien feroz; y esto lo logra gracias a sus escamas verdes, que pinchan muy fuerte y bueno.. A nadie nos gusta pincharnos los dedos. Por lo que sabemos Lagart vive en los jardines de las casas y sale solo a tomar un

Lapop

Lapop

Si escuchas pequeños pasos en el techo, seguramente Lapop está rondando tu casa, lo irónico, es que esos pequeños pasos no tienen nada que ver con el tamaño descomunal de este mostro afechante. Las pocas veces que éste mostro llegó a instalarse en el cobertizo de alguien, es porque alguien, dejó migajas de galletas alrededor,

Abepilis

Abepilis

Alguna vez te ha picado una abeja? Pues siente el temor gracias a Abepilis, el mostro que toma la forma de una abeja común y corriente con un mayor tamaño pero que es el triple de feroz. Es por eso que Abepilis no pasa muy desapercibida, ya que no espera ser molestada para picar, ella