No a todos les gusta tener un amigo plantudo, pinchudo y apestoso, es un gigante con dientes metido en una matera, cubierto de tierra y piedras pequeñas, es amistoso, aunque nadie lo quiere con semejante olor, pero todo se debe a su dieta, una suculenta dosis de moscas, grillos, gusanos y cucarachas que devora todo el tiempo con sus grandes dientes. Es travieso y esconde las cosas, juguetes, pantuflas y gorras, pero las llaves son sus favoritas, por eso cuando mamá y papá quieren salir, ¡No saben dónde han dejado sus llaves!.

Descubierto por: Pablo Alejandro Diaz Montoya (5 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bucaramanga, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Apestoso

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

 Más mostros apestosos

Romus-Estadorus

Romus-Estadorus

Este mostro es de los más apestosos que han descubierto. Vive en los calcetines sucios y sudorosos, aunque no asusta tanto pues parece más bien un feo mosquito, le gusta jugar y ser amistoso con los niños que están cerca de él. Descubierto por: SARA (8 años) Nivel: mostrólogo junior Ubicación: Bogotá, Colombia FICHA DE

Lipiropo risas

Lipiropo risas

Este mostro apestoso, no es tan apestoso. Es más bien... desordenado. Vive en los placares llenos de ropa desordenada, y se alimenta de calcetines sin pareja, camisetas descoloridas y chaquetas apolilladas. Se va haciendo grande y más grande con el tiempo, hasta que apenas puede esconderse en los estantes. Entonces, por la noche, necesita abrir

Posted
Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus

Ridiculus Alergicus, qué monstruo más raro, amigable y apestoso como un catarro, no es broma, es extraño que tu amigo monstruoso pueda hacerte dar un brinco, tal vez por lo apestoso, o quizás por lo incómodo que resulta, jugar con esta entrañable criatura y que te pegue sus alergias, porque si no lo sabes aquí

Bañeraspleitus

Bañeraspleitus

Si sientes un olor fuerte, cochino y nauseabundo es porque Bañeraspleitus se ha metido en tu casa, una ballena diminuta maloliente y silenciosa, casi invisible, que te hará sufrir. Le encanta comer el papel higiénico que lanzas al inodoro, tanto que cuando se llena, puede devolverlo todo, y eso es un desastre!!! Tal vez sea