Pinchudo Oloroso, apestoso en ocasiones amistoso, se hace notar y en ocasiones prefiere que así sea, es un juguetón especialista, bromista y a veces emisario, aunque con su peste es mejor no enviar ningún mensaje. Le han dicho que parece una flor, detalle que detesta, en especial porque lo han confundido con girasoles, que a decir verdad huelen mejor que él. Tiene mal humor en las mañanas y le gusta dormir hasta tarde, jamás se lava los dientes,¡tal vez de ahí viene su problemita!.

Descubierto por: Pablo Alejandro Diaz Montoya (5 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bucaramanga, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Pinchudo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros pinchudos

Cultucalectulus

Cultucalectulus

Cultucalectulus, es un pinchudo parlante, gruñón y amistoso, parece un caramelo viejo y anticuado, nació en octubre en una tierna noche de brujas, aunque a muchos eso no les gusta. Nadie lo quiere por ser un dulce amargo, pero es tan buen compañero de aventuras que las noches de películas de terror se hacen espectaculares,

Pinchuzin

Pinchuzin

Pinchuzin tiene algo tierno, aterrador, apestoso y en ocasiones amistoso, ¡un sombrío y particular personaje puede darte un susto de muerte!. Le gusta trepar árboles y esconderse en la punta de las flores, ¡es un travieso apestoso!. Jamás se ha bañado y no le gusta cuando riegan las plantas, prefiere mantenerse con su aroma, cree

Rockoparlon

Rockoparlon

Rockoparlon es un hombre de nieve feroz, no como muchos ya que tiene piernas y brazos de hielo que pinchan como un aguijón de abeja, potente y mal humorado es un mostro de bastante temer. Es por eso que nuestra mostròloga investigo por días el comportamiento de Rockoparlon y descubrió que vive en montañas bajas

Pulpus Corbanu

Pulpus Corbanu

De Pulpus muy pocos quisieran hablar, sobre todo porque a este mostro muy poco le gusta moverse, se deja ver con facilidad y en ocasiones se queda detrás de las puertas en las habitaciones, a muchos les molesta porque no se mueve en mucho rato, no hace nada extraño, sólo observa, mueve sus curiosos tentáculos