Rockoparlon es un hombre de nieve feroz, no como muchos ya que tiene piernas y brazos de hielo que pinchan como un aguijón de abeja, potente y mal humorado es un mostro de bastante temer.

Es por eso que nuestra mostròloga investigo por días el comportamiento de Rockoparlon y descubrió que vive en montañas bajas de lugares nevados y que es común verlo pasear por los caminos buscando a alguien con quien , charlar ya que no solo tiene sus pinchos de hielo, también tiene una habilidad un poco estridente, y es el hecho de hablar muuy fuerte, casi gritando cuando charla con alguien.

Pero por desgracia esto es algo muy incomodo para los demás y tan pronto pueden lo dejan hablando solo, esto le parece muy grosero y por eso a veces es muy feroz y pincha a otros.

Descubierto por: Danna Valentina (5 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Icononzo, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Pinchudo

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros pinhudos

Polvolienti

Polvolienti

Pinchudo Oloroso, apestoso en ocasiones amistoso, se hace notar y en ocasiones prefiere que así sea, es un juguetón especialista, bromista y a veces emisario, aunque con su peste es mejor no enviar ningún mensaje. Le han dicho que parece una flor, detalle que detesta, en especial porque lo han confundido con girasoles, que a

Lagart

Lagart

Lagart no es un mostro muy grande, pero eso no le impide ser alguien feroz; y esto lo logra gracias a sus escamas verdes, que pinchan muy fuerte y bueno.. A nadie nos gusta pincharnos los dedos. Por lo que sabemos Lagart vive en los jardines de las casas y sale solo a tomar un

Coltocus Moltocus

Coltocus Moltocus

Coltocus Moltocus ama los televisores, ¡si tienes uno en tu sala seguramente detrás de él se esconde! Le encanta morder cables con sus dientes afilados, tiene unas pinzas gigantes con las que destroza todo a su paso, suele hacer desorden y en eso es el mejor, cuando salgas de vacaciones al volver a casa, el

Erisus aladus

Erisus aladus

Este mostro evidentemente es del tipo pinchudo. No sólo pincha, también vuela, ¡imagínate qué susto! Pero si lo miras de cerca, verás que es muy simpático, y hasta monísimo. Tal vez puedas verlo en la consulta del médico, o en el maletín de la enfermera el día que toca ponerse las vacunas. Descubierto por: Jorge