¡Samot… Samot! Este gigantón atronador, tiene una peculiaridad, no hay canción que no se sepa en la ducha, vive en las esponjas de los baños, y aveces se le encuentra en el aire acondicionado, le encanta comer jabón, tiene dientes grandes y un pésimo sentido del humor, especialmente cuando la espuma se le mete en los ojos…¡Qué enredo el de este monstruo! Se sabe que es un experto en bailar, tomar shampoo y fregar las paredes, así que si no quieres llevarte un susto bañate muy deprisa, ¡seguro te aparece de un golpe si desperdicias!.

Descubierto por: Joseph Thomas Rodriguez (5 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Bogotá, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Atronador

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros atronadores

Mauricio

Mauricio

Mauricio es un amigo muy azul y demasiado amistoso, es por eso que es uno de los atronadores mas comunes de todos, que no son feroces ni te asustan tampoco. Pero no todo esta bien con él, ya que le encanta silbar y lo hace con muchísima potencia y volumen, así que es muy divertido

Camumituas

Camumituas

Este mostro luce tan tierno, pero es terrible, le encanta comer polvo y motas de aparatos inservibles. Revisa bajo tu alfombra, una sorpresa peluda y curtida seguro va a aparecer, si no aseas tu habitación Camumituas te sorprenderá hasta enloquecer, peludo y burlón va ha ensucia tu casa, en especial tus juguetes si la aspiradora

Golemitas

Golemitas

Estos mostros abusones, van habitualmente en grupo (como todos los abusones). Hay uno que manda, pero los demás lo siguen sin rechistar. Son malos, malísimos. Son atronadores, pero porque sus rayos de maldad hacen saltar de miedo a cualquiera, o al menos, hacen doler los tímpanos. Lo bueno es que se los ve venir, porque

Posted
Samot

Samot

¡Samot... Samot! Este gigantón atronador, tiene una peculiaridad, no hay canción que no se sepa en la ducha, vive en las esponjas de los baños, y aveces se le encuentra en el aire acondicionado, le encanta comer jabón, tiene dientes grandes y un pésimo sentido del humor, especialmente cuando la espuma se le mete en