En el momento que un mostro se transforma en un gran ruidoso taladro, es cuando sabemos que todo puede salir mal, y esto es porque Talardo es un feroz atronador con una habilidad especial, y ese es su gran taladro el cual puede activar y cambiar la potencia para aumentar el ruido que hace.

Talardo es muy feliz excavando grandes hoyos en roca ya que puede usar su taladro por largo tiempo, y es por esto que en grandes construcciones se adapta muy bien… y a los demás les encanta que este ahí ayudando, pero si el tiene ganas de taladrar es mejor que no lo interrumpas! porque su gran ferocidad y asustancia las muestra con honor cuando se molesta.

Descubierto por: Duvan (7 años)

Nivel: mostrólogo junior
Ubicación: Armenia, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Atronador

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros atronadores

Samot

Samot

¡Samot... Samot! Este gigantón atronador, tiene una peculiaridad, no hay canción que no se sepa en la ducha, vive en las esponjas de los baños, y aveces se le encuentra en el aire acondicionado, le encanta comer jabón, tiene dientes grandes y un pésimo sentido del humor, especialmente cuando la espuma se le mete en

Afechanticus

Afechanticus

¿Has visto alguna vez a un monstruo que cante mejor que cualquiera? Es difícil, nosotros lo sabemos, y Afechanticus no es el mejor, pero jamás se rinde, le encanta cantar con los grillos y hacer duetos interminables, así que si quieres dormir tranquilo más te vale cerrar puertas y ventanas por la noche, es el

Telebroso

Telebroso

Este mostro atronador, aparece a la hora de la siesta, especialmente en verano. Cuando todos los adultos están dormidos, aparece sigiloso a atemorizar a los chicos aburridos. Cierra las puertas de golpe, provoca crujidos... a veces hace ruiditos casi imperceptibles... o te mueres de miedo, o despierta a los mayores y se arma la gorda.

Estomagrintus

Estomagrintus

Este pequeño mostro siempre anda en manada, o bandada... osea en grupo. Se lo confunde con pelusas, o mocos... es mono, pero bastante asquerosito. No es que sea malo, va mucho a la suya. No es tampoco especialmente amigable... ¡ya tiene muchos amigos igualitos a él! Cuidado, porque a veces provoca alergia (como a Alex).