Un mostro de gran tamaño y que no es nada amigable, no sabemos bien el porque es tan gruñón, pero es un espectro que tiene dientes muy afilados y pinchos en la espalda, por que lo hace alguien demasiado temible y feroz. Por lo menos con el tenemos la certeza de que no huele nada mal.

Ya que no es nada amistoso no es muy visto pero se sabe que vive en casas abandonadas que encuentra cerca a los bosques, al parecer no invita a nadie a tomar el te con galletas, puede que su tamaño intimide demasiado a las personas que tratan de ser sus amigos.

Descubierto por: Ilianis correa (11 años)

Nivel: mostróloga junior
Ubicación: Carmen de Bolívar, Colombia

FICHA DE MOSTRO
Tipo: Sombrio

ferocidad:
asustancia:
apestosidad:
visibilidad:
tamaño:
amistosidad:

Más mostros sombrios

Pinchos Boladores

Pinchos Boladores

Pocos han sido los valientes que han visto de cerca a Pinchos Boladores, su tamaño descomunal no se compara con su ferocidad, zumba por los aires y emite un sonido para espantar a los curiosos que llegan o están cerca a su guarida, tiene escamas de dragón, de sus manos sobresalen afiladas puntas para escalar

Sombrius Apagonus

Sombrius Apagonus

Este mostro da bastante miedo. Puede aparecer cuando se corta la luz y nadie encuentra la linterna. Es un abusón en toda regla, se mete con los más chicos y tiene muy poco sentido del humor. Descubierto por: Yaco Dematei (11 años) Nivel: mostrólogo experto Ubicación: España FICHA DE MOSTRO Tipo: Sombrío ferocidad:  asustancia:  apestosidad:  visibilidad: 

Comegats

Comegats

¡Comegats! Si de un susto quieres librarte, mejor aléjate de este loco entrometido y sombrío, nació de una pesadilla y jamás se ha visto dormir, es muy grande y le gusta jugar con sombras en las paredes, es un experto en ello, tiene un ronquido extraño, aunque a veces se cree que son alergias, o

Vaquerotropudos

Vaquerotropudos

Cuidado con ese queso rancio que quedó en la nevera y que luego lanzaste a la basura, pues un sombrío apestoso ronda por tu cocina, pequeño noctámbulo, le encanta rebuscarse la vida, o la comida mejor dicho, come casi de todo, aunque le encanta la  rúcula y el  parmesano. Tiene manchas negras por todo el